Workflows: Una poderosa función para convertir más leads en clientes

El Inbound Marketing está orientado a ayudar a las empresas en la atracción, captación y conversión de leads y en este artículo quiero centrarme en dos de las acciones más relevantes de la estrategia: etapa de captación y de conversión de leads.

 Como bien sabemos para obtener buenos resultados en la estrategia de Inbound Marketing necesitamos:

  • Generar contenido de valor personalizado acorde a los intereses y necesidades de nuestros buyer persona.
  • Contar con un sitio web optimizado para la captación de leads, que nos permita ir creando una base de leads cualificados.
  • Educar o nutrir a estos leads a través de un procesos de Lead Nurturing con workflows automatizados y personalizados en los que ayudemos al lead ofreciéndole contenido de su interés para que este acabe dando el paso para transformarse en nuestro cliente.

Para llevar con éxito este último paso, necesitamos diseñar los Workflows, que deben estar perfectamente adaptados a las necesidades de nuestro buyer persona.

¿Qué es un Workflow?

Los Workflows son acciones que dan comienzo después de que un usuario tiene una primera interacción con la empresa, puede ser la visita a Landing Page específico, la descarga de algún contenido o el ingreso de datos en algún otro formulario del sitio web, etc.

Tras ese primer contacto se ponen en marcha los Workflows, que son una serie de acciones (envíos de email) previamente automatizadas. Estas acciones tienen un objetivo claro: lograr que el lead avance a través del funnel de ventas y así podamos conseguir convertirlo en cliente.

Justo es en esta etapa es donde toman también un papel muy importante las plataformas de automatización del marketing, que según nuestra experiencia unas de las plataformas más completas son Act-on y HubSpot.

Descargar Ebook

Pero, ¿cómo crear workflows que realmente funcionen?

Primero debemos definir quién es el público meta de nuestros Workflows, y después decidiremos cuál es la condición o comportamiento que desencadenará el proceso de interacción entre la empresa y el contacto.

Los leads se agregan de forma automatizada al Workflow en función a diferentes indicadores, que pueden ser:

  • Si el lead ha entrado en una lista inteligente
  • Si el lead ha visitado un Landing Page específico
  • Si el lead ha llenado un formulario
  • Si el lead tiene alguna relación a buyer persona de ese workflow como: puesto de empresa, profesión, industria, ubicación, etc.

Una vez hemos creado el Workflow y seleccionado cómo van a entrar los leads en estos procesos automatizados, llega el momento de crear las acciones que se van a realizar. Pero antes, debemos definir la meta del mismo, ya que de esta manera podemos identificar qué prospectos están interactuando e identificar cuáles de estos están realmente interesados en dar el siguiente paso en el funnel de ventas. Una meta podría ser por ejemplo: lograr que el contacto solicite una reunión con su equipo, o que un prospecto se convierta en un lead cualificado, o simplemente que descargue un ebook.

Un vez definidas las metas, lo que sigue es comenzar a elegir las mejores acciones o pasos para el Workflow. Hay que tomar en cuenta que no por más pasos que incluyamos en el Workflow este vaya a generar mejores resultados. El éxito de nuestros Workflows va a depender de que realmente ofrezcamos contenido relevante para el prospecto. Aunque cuente con una buena plataforma de marketing automatizado sino genera contenido de valor, estas acciones no le servirán de mucho. Recordemos que el objetivo del Inbound Marketing es entregar el contenido de valor que sus prospectos están buscando para atraerlos hacia usted.

No tenga miedo tampoco en experimentar, ya que esta es la única forma de darnos cuenta si un Workflow es bueno para la estrategia, intentando y midiendo los resultados.

Si está interesado en obtener más información al respecto y conocer cómo estas estrategias le ayudarían a aumentar su conversión de leads a clientes no dude en contactarnos.

Etiquetas: Lead Nurturing