¿Cuál es la diferencia entre Identidad Corporativa e Imagen Corporativa?

Es muy probable que usted alguna vez haya oído hablar sobre la identidad o la imagen corporativa de una empresa o compañía, ya sea en una reunión de mercadeo, gerencia o cuando se crea una nueva marca. Al ser términos tan similares muchas personas tienden a confundirlos, sin embargo cuando hablamos de una u otra expresión no nos estamos refiriendo a lo mismo.

Ambos elementos están encargados de llamar la atención del público meta, diferenciar a la marca del resto, generar un vínculo de lealtad en los consumidores y en general determinar el éxito de la empresa. ¿Pero en qué se diferencian una de la otra?

La identidad corporativa, también conocida como identidad visual, es la manifestación física de la marca, la parte tangible que la diferencia del resto. Son todos los elementos, que como bien lo dice su nombre, conforman la identidad visual de una empresa u organización. Esta incluye el nombre y logo de la marca, colores distintivos, tipografía, papelería, página web y todo aquello que nos ayude a recordar y diferenciar una marca de otra.

La carta de presentación de su empresa o compañía es su identidad corporativa. Una buena identidad corporativa permite darle valor a la marca, posicionarla dentro del mercado, ser reconocida y recordada fácilmente por los consumidores, distinguirse de su competencia, entre otros.

Por otro lado cuando hablamos de la imagen corporativa nos referimos a la concepción psicológica que se tiene hacia una empresa en específico. Es la actitud que muestra una empresa conforme a los valores que representa y cómo ésta es percibida por los consumidores.

La imagen corporativa se forma con el tiempo como resultado de la interacción que tiene la audiencia con la marca, las estrategias de comunicación utilizadas, las acciones que realiza la empresa, entre otros factores. Sin embargo, a diferencia de la identidad corporativa, es subjetiva y no depende 100% de la marca si no también de la opinión que tenga el público meta sobre ella. Una experiencia positiva para el cliente en todos los aspectos hablará muy bien de su marca y le ayudará a consolidar una buena imagen corporativa.

Aunque parezca que no, ambos aspectos corporativos son parte importante de su estrategia de marketing. Una imagen corporativa profesionalmente desarrollada le facilitará el trabajo a futuro, en todo lo relacionado a sus campañas o estrategias. Por otro lado, una imagen corporativa profesional le añadirá eficiencia y coherencia a todas sus acciones de comunicación. Además, le ayudará a determinar aspectos importantes para sus estrategias, como : ¿con qué adjetivos desea ser percibido por su público meta (confiable, elegante, barato, moderno,etc). También definirá el estilo de lenguaje de sus acciones de marketing (formal, familiar, popular, etc). ¿Quienes son sus buyer persona o clientes ideales?, y qué tipo de canales utilizará para establecer contacto con ellos (presencial, email, redes sociales, telefónico, etc).

Una imagen e identidad corporativa sólida y definida motiva a la atracción de nuevos clientes potenciales que aún no han entrado en contacto su empresa.

Podemos concluir que ambos elementos, tanto la identidad corporativa como la imagen corporativa, deben complementarse para crear marcas sólidas, fuertes y presentes dentro del mercado.

  • ¿Desea estar al día con las mejores prácticas y nuevas tecnologías del marketing online?

    Suscríbase a nuestro Blog y obtenga estos artículos directamente en su inbox.

    ¿Desea estar al día con las nuevas tecnologías en la nube y conocer las mejores prácticas para el beneficio de su negocio?


    Suscríbase a nuestro Blog y obtenga estos artículos directamente en su inbox.

    ¿Desea estar al día con las nuevas tecnologías en la nube y conocer las mejores prácticas para el beneficio de su negocio?

    Suscríbase a nuestro Blog y obtenga estos artículos directamente en su inbox.

Etiquetas: Diseño Gráfico, Diseño de Logotipo